viernes, 23 de abril de 2010

El Columnista, 23 Abril, 2010, por Paco Coca

“Reencuentro”, historia de venganza y agonía

El cineasta Héctor Antonio Robles escribió y dirigió este nuevo cortometraje

PACO COCA

Héctor Robles, cineasta originario de Coatzacoalcos, Veracruz, presentó recientemente su cortometraje titulado “Reencuentro”, donde relata la historia de una reunión entre un padre agonizante y su hijo que regresa a casa. Robles, guionista egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica, escribió y dirigió este corto de 12 minutos de duración, que cuenta con las actuaciones de Rafael Alcántara, como el padre y Aarón Guerra, en el papel del hijo.
Una serie de planos fijos de objetos, nos plantea de inicio, sin necesidad de diálogos, la situación de los personajes: del padre y el hijo (nunca se menciona sus nombres) vemos sus rostros en primer plano, mientras inicia su reencuentro familiar. El padre sale de entre las sombras, creadas por una escenografía que, atinadamente, desaparece a lo largo de la historia para convertirse sólo en un fondo negro, que contrasta con la iluminación que da de lleno en el rostro de los actores.
La acción sucede, casi en su totalidad, dentro del cuarto del padre, aunque la cámara y la elección de planos confinan al espectador a un espacio aún más cerrado. Abundan los close-ups y las tomas en picada sobre la cama del padre, sitio clave dentro de la historia porque es ahí donde suceden los momentos más intensos de la historia, ya que es el sitio de la lenta agonía del padre enfermo. Aunque la edición es ágil, también nos deja ver (cuando la secuencia lo requiere) la pesadez con la que transcurre su vida, además, en el caso del patriarca también deja ver su agonía, aunque esta última condiciona la vida del otro. La espera se vuelve mutua y vemos su avance a partir de las marcas que uno de ellos realiza en la pared, como un preso que cuenta los días que faltan para el fin de su condena.
La pista sonora ayuda a reforzar el clima de opresión y encierro que sufren. La música, no melódica, transcurre a los largo de la película mezclándose con el sonido del medio ambiente, que nos sitúa en un lugar indefinido entre el campo y la ciudad.
Uno de los elementos más interesantes es la elección de color, la mayor parte de la fotografía, a cargo de Moisés Alejandro Robles, es blanco y negro, con una iluminación que enfatiza los claroscuros, que resulta acorde por el apoyo del vestuario y la escenografía. Este manejo de cámara funciona principalmente en una secuencia ubicada a la mitad de la historia, donde el personaje del padre intenta levantarse del suelo para llegar a su cama, usando lo último que le queda de fuerza y de orgullo, sin pedir ayuda al hijo, quien silenciosamente asiste como espectador a la agonía de su padre.
Son sólo son dos los personajes que aparecen en la historia: el padre y el hijo, pero hay otros dos miembros de la familia: la hija y la madre, que pese a no aparecer, cobran gran importancia dentro de la historia a partir de la evocación que hacen los primeros de ellas. Además, son ellas, en su ausencia, quienes condicionan la relación entre el padre y el hijo.

 Reencuentro
México, 2010
Duración: 12:31 minutos
Guión y dirección: Héctor Antonio Robles
Actores: Rafael Alcántara (Padre), Aarón Guerra (Hijo)
Fotografía y edición: Moisés Alejandro Robles
Producción: Juan Damián Robles, Isabel Jiménez, CCinemedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes dudas o deseas recibir información? ¿Algún comentario o sugerencia? Aquí te leemos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Páginas vistas en total

¡Así es! Alguien nos visita

Están Han estado