martes, 22 de febrero de 2011

1er. Maratón de Cine Erótico del Ccinemedia "Amor y Erotismo" 26 de Febrero 7 PM

Con el título de “Amor y Erotismo” iniciamos el 1er maratón de Cine Erótico del Ccinemedia. Quizá salvo Crash, todas las demás cintas encajan muy bien en este tema que por las necesidades del abuso se ha vuelto manido en el panorama cinematográfico. Crash o Extraños placeres como se conoció también, está más cerca del erotismo que define el fetichismo y más alejado del amor que cualquier otra de las cintas programadas, pero dado que aquí en el Ccinmedia siempre pensamos en que los asistentes a nuestras funciones de cine pasen un buen momento, quisimos darles un respiro entre tanta carne y deseo, y agregamos autos. Crash es lo más cercano que el cine ha estado de hacer que las maquinas se vuelvan objetos puramente sexuales, el personaje James Ballard es el alter ego del otro Ballard, el que escribe el libro, y que en la película es un encantador James Spader, avocado a explorar los caminos de la perversión sexual y las colisiones de autos, perturbadora y sorprendente desde cualquier ángulo, un obsequio para los cinéfilos del Ccinemedia.
Y como tenemos un gusto especial por la literatura, si se dan cuenta en éste maratón todas las películas programadas salvo 9 songs, son adaptaciones de libros, todas admirables. Para comenzar Lolita, de Adrian Lyne, el director de 9 semanas y media, Flashdance y Atracción fatal, realiza la mejor adaptación de la novela de Vladimir Nabokov, dejando a un lado la versión que llevara a la pantalla Stanley Kubrick. La versión de Lyne logra una tensión sexual que Kubrick no pudo sostener, la fotografía y la exploración particular de cada personaje la acerca más al libro aún con las libertades que el director se toma, como convertir esta historia del hombre enamorado de su hijastra en una road movie donde el protagonista intenta llevar hasta las últimas consecuencias su deseo por una niña. Entrañable historia de obsesión y amor. Inmediatamente después, entramos a un laberinto de perversión con otra excelente adaptación, en este caso de la novela de Almudena Grandes, Las edades de Lulú con dirección del genial Bigas Luna, uno de los directores españoles que han explorado el erotismo y la sexualidad reprimida con agradables resultados. Para prueba ésta película del despertar sexual de una chica de 15 años que inicia una relación con un hombre mayor, relación amor-deseo que se prolongará hasta que ella, Lulú, cumpla los 30 años y reconozca el lado oscuro de su sexualidad, amor complejo y descorazonador. La siguiente película es 9 Songs, del versátil y siempre sorprendente Michael Winterbottom, Nueva Canciones (olvidemos el título con el que se dio a conocer en México esta película), es una historia original en cuanto a la forma en se nos presenta el sexo explicito en pantalla y cómo es al mismo tiempo un indicador del grado de intimidad que los personajes (y los actores) alcanzan y de la pasión que va fraguando por parte de uno de los amantes, sentimiento que tendrá un final imprevisible, como toda buena historia de amor. Winterbottom pensó su historia de pasión y deseo y le puso soundtrack, recomendada para aquellos cinéfilos que gusten del sexo en pantalla grande. Sexual, muy sexual. Y después de hacer el cambio de rumba que indicamos al inicio de este texto, continuamos adentrándonos en el final de la noche de cine: El amante de Jean-Jacques Annaud seducirá a todos aquellos que no hayan escuchado nunca ni del libro ni de la peli. El grado de sensualidad que alcanza L´amant es de antología fílmica, la protagonista exultante, hermosa, pura carne y deseo, es de los mejores papeles femeninos en la historia del cine, lo acompaña un minucioso cuidado en la puesta en escena por uno de los mejores directores del mundo, una exquisita película de época que cuenta una historia de amor entre dos personajes totalmente opuestos, triste y hermosa. Y si esto fuera poco, los retamos a que no se estremezcan cuando escuchen la narración a cargo de Jeanne Moreau que da voz a la historia de  Marguerite Duras la escritora de esta y otras historias inolvidables como Hiroshima Mon Amour. Otro regalo para los cinéfilos.
Y terminamos la noche con El hombre que mira, como bien señalan la reseñas en Internet "es la adaptación en clave erótica de la novela del mismo título" del escritor Alberto Moravia, un clásico de la literatura italiana. L'uomo che guarda cuenta las mórbidas relaciones de un profesor universitario con mujeres de bellos y exuberantes cuerpos. Tinto Brass es un imprescindible del cine erótico, El Hombre que mira está realizada en una parte de su carrera donde seguía produciendo como en sus primeros filmes, justo antes de caer en una vertiente más porno, o sea, sus mejores años como cineasta dedicado a Eros están entre su clásico Salón Kitty (1975) y El Voyeur (1994). El hombre que mira es la película ideal para ir a tu casa a dormir con tu pareja después de una sugerente noche de cine.
Con este 1er. Maratón de Cine Erótico dejamos claro que nos preocupamos por contribuir a su cultura cinematográfica, ya que elegimos algunas de las mejores películas del género. Esperamos que las disfruten y hablen mucho sobre esa experiencia. La experiencia de ver cine en el Ccinemedia. Y no olviden que tendremos venta de libros, discos, comics, carteles, afiches de las películas, bocadillos, bebidas amorosas y afrodisiacas, buena charla y buenas vibraciones como siempre.
Para terminar este post, si se preguntan si deben haber leído los libros de los que están tomados las anteriores películas, la respuesta es por supuesto que no, una película debe ser buena por sí misma, pero no estaría nada mal que este maratón de cine erótico les hiciera reparar en los libros que dieron lugar a la película y que de paso se leyeran alguno de esos, son nuestros mejores deseos… sexuales.

Los del Ccinemedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes dudas o deseas recibir información? ¿Algún comentario o sugerencia? Aquí te leemos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Páginas vistas en total

¡Así es! Alguien nos visita

Están Han estado