lunes, 21 de febrero de 2011

Querelle, última función de Febrero




Última película realizada por el actor, escritor, productor y director de cine, teatro y televisión alemán Rainer Werner Fassbinder (1945-1982), estrenada póstumamente es una adaptación libre de la novela Querelle de Brest publicada por primera vez en 1947 de manera anónima, escrita por el francés Jean Genet (1910-1986), poeta, escritor, ladrón, vagabundo y prostituto, una de las figuras más importantes de la literatura universal, quien después de varios encarcelamientos consecutivos estuvo en peligro de permanecer para siempre en prisión de no ser por la intervención de artistas e intelectuales como Jean-Paul Sartre, Jean Cocteau (quien ilustraría Querelle de Brest en su primera publicación) o Pablo Picasso que pidieron el indulto personalmente al presidente francés, con lo que Genet nunca volvería a ser encarcelado en toda su vida.

El filme narra lo sucedido en Brest, un puerto imaginario en el que ha atracado El Vengador, embarcación en donde viaja el marinero Querelle, un personaje que seduce y fascina a todo el que lo conozca; Seblon, el capitán, nos confiesa y describe en su diario, además de sus deseos secretos por Querelle, el paisaje de todos los personajes que habitan y conviven en Brest: prostitutas, policías corruptos, asesinos, traficantes, casi todos reunidos en el burdel “La Feria” donde Robert, hermano de Querelle y amante de la dueña del burdel, entrará en conflicto con las acciones de su hermano, y lo obligara a una confrontación entre el amor y el odio que sienten uno por el otro. Por otro lado, Gil, un obrero que es ridiculizado por sus compañeros debido a sus preferencias sexuales, que él siempre niega, cree encontrar en Querelle a su complice y amante.

Fassbinder logra realizar una puesta en escena que trasciende a la obra literaria al hacer propia la historia y los personajes, y la iguala en cuanto a la creación de un mundo poético mágico y bellamente malvado , donde se obedece a leyes propias, ajenas a las que conocemos y estamos obligados a seguir el resto de la sociedad, se trata, sí, de una historia de asesinato, traición, amor, sexo, pero también de, según el propio Fassbinder, “[…] una persona que con todos los medios posibles en esta sociedad intenta encontrar su identidad.”

Rodada en inglés, con una teatralidad impecable y decorados artificiales exagerados, con una fotografía sumamente delicada y sugerente, explora también el erotismo conceptual sin caer en lo explícito y vulgar, donde se sugiere más de lo que se muestra, una visión de las más interesantes y únicas sobre la temática sexual y homosexual, que explora a su vez la atracción de la violencia y lo no permitido y cuyo reconocimiento como la obra de arte que es, llegaría muy tarde y muy poco.

Texto por la musa maleada

A continuación un fragmento de la película.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Páginas vistas en total

¡Así es! Alguien nos visita

Están Han estado